wailabel

Siempre estaremos juntos :) Amar, sentir, pensar, vivir

Tunch Club

2 comentarios

Tunch Club

🙂 “Everything in it’s right place” es mi canción favorita de este muy peculiar, a veces indescriptible, grupo británico Radiohead. Será una de las canciones que utilice a lo largo de los años para actualizar una entrada, ya sea en el fotolog, en el wordpress o en cualquier otro lugar que me permita comunicarme y contar mi vida. Me encanta y siempre la podré considerar como una de mis canciones preferidas. Me ayuda a describir y definir un estado de ánimo que podría suponer conformidad, pero es más bien balsámico, de alivio y descanso, de equilibrio y gratitud. Así me siento, aunque no es fácil… Os lo aseguro. Hay que tener momentos para coger fuerza y deshacerse del apego natural que a las personas nos nace. Y por muy difícil que parezca, ‘todo está en su debido lugar’ ❤ Y esta es mi nueva familia.

Después de unos meses en los que la identidad de nuestros caseros sólo se podía conocer a través de lo que iba contando de ellos, aquí tenéis una de las mejores y más recientes imágenes. El ‘Tunch Club’ es un nuevo concepto para nosotros 😀 Tras un par de fines de semana intentando quedar para ir juntos a la playa, el domingo pasado estuvimos en “Tanjong Beach” por la mañana y luego acabamos preparando la comida o “lunch” juntos en casa de Ruxin y Steven. Como colofón: nos echamos una siesta en el sofá de su casa que literalmente aumentó el grado de confianza que existe entre nosotros. Se puede decir que da igual si eres español o singapurense, ¡una cabezadita después de comer le apetece a todo el mundo! Les tenemos que agradecer tanto y siempre nos es tan difícil corresponderles, que vamos a estar en eterna deuda con ellos. No porque no podamos entregarles lo mejor que tenemos o compartir detalles para mostrarles lo mucho que les apreciamos; siempre tienen algo preparado para nosotros, algún pequeño regalo, dulce, delicadeza… Yo siento que son como unos padres para mi, siempre velando por nuestra seguridad y por nuestro bienestar. Creo que no hace falta decir que “tienen cara de buenas personas”.

Pasan los días, como siempre, cargados de pequeñas anécdotas y pequeñas aventurillas. Seguimos aprendiendo en Singapur. Seguimos disfrutando de encontrarnos en esta parte del mundo que recoge culturas bastante diferentes a las nuestras. Los europeos, aunque no lo parezca, tenemos muchas cosas en común a la hora de movernos y relacionarnos con las personas de nuestro actual alrededor. Será, quizás, que compartimos la misma predisposición hacia la nueva vida en un país asiático. Somos inmigrantes aquí, y como tales sabemos que tenemos que esforzarnos por observar, imitar y aprender las costumbres de sus ciudadanos y respetar, sobre todo, todo aquello que no nos gusta. Cierto es también que cada día nos llaman más la atención algunas particularidades que empezamos a entender como “innatas” a los asiáticos y compartimos, entre los amigos que estamos viviendo como “guiris”, las apreciaciones que parecían en un principio erróneas.

Uno de los mejores lugares para encontrar este bonito crisol cultural en el que abundan chinos e indios es el metro o ‘MRT’, que por las mañanas en hora punta o por las tardes cuando la gente sale literalmente aberrada de trabajar (aunque aquí la eficacia y la eficiencia del trabajo se midan en otra escala), parece un puzzle multicolor. Muchos de los pasajeros van inmersos en su tecnología móvil, algunos hasta disfrutan de vídeos y películas que la dejan a una asombrada: coreografías imposibles e interminables en las pantallas de los amigos de La India, donde el cine de Bollywood le alegra la mañana hasta al más contrariado… Telenovelas con subtítulos en chino que vienen a equivaler lo mismo que cualquier culebrón mexicano de después de comer… Películas del antiguo Hollywood de los 80 o el indiscutible rey de los videojuegos actuales: el maldito “Candy Crush Saga”… Bienvenidos al medio de transporte en Singapur.
En el MRT encontramos muchos señores gruñones y cantidad de señoras que entran antes de dejar salir, en busca de un asiento donde sentarse. Son maleducados por naturaleza. Incluso en algunas ocasiones intentan ponerte ojitos para que les cedas tu asiento; conmigo ya no funciona. Los niños y niñas van bien uniformados para ir a las escuelas y es muy divertido ver como rehuyen tu mirada, intentando observarte cuando no les miras. Aquí por lo general es fácil encontrar una timidez especial en la cultura singapurense, aunque existen muchas y muy buenas excepciones que cada vez más nos demuestran nuestros amigos nativos. En estos trayectos suelo ir escuchando música y apuntando tareas que tengo pendientes de hacer mientras observo los pasajeros que conmigo viajan. Todos los días necesito aproximadamente una hora para llegar a la universidad donde, por supuesto, es otro buen territorio para seguir observando a las personas, algo que de siempre (no sé si ya lo he comentado) me encanta.

NTU y sus adolescentes o “teenagers” universitarios es otro espacio digno de percibir y examinar. A lo largo de sus instalaciones, los pasillos que conectan las facultades y cantinas son un incesante tránsito de individuos. La mayoría se mueven en grupos homogéneos donde lo razonable es ver masas de chinos y masas de indios. Los “expats” aparecemos con regularidad y en algunas ocasiones me alegra descubrir que el castellano alegra mis paseos en busca de comida. La verdad es que trabajo en un sitio estupendo y esta gente está encantada con promocionarse como una de las mejores universidades del mundo. Sino, aquí tenéis el último vídeo que se puede encontrar en su página de inicio 🙂

Por lo pronto llevamos un mes sin salir de Singapur. Este fin de semana hemos tenido vacaciones el viernes y una gran cantidad de los habitantes han aprovechado para salir el fin de semana. Nosotros, que hemos estado muy lentos, hemos perdido toda oportunidad de encontrar algo decente y a un precio razonable. Ha sido, más bien, un despiste que sin querer nos ha hecho tener otro muy buen fin de semana para seguir descubriendo a las personas que aparecen en nuestro camino y para tener tiempo para explorar parte de los entretenimientos que la isla le ofrece al ciudadano desanimado.
¡Que no cunda el pánico! 🙂 A pesar de este mes de latencia llevamos mucho trabajo hecho y de vez en cuando uno tiene que preparar la hucha para invertir en su futuro. Nos esperan lugares como Myanmar, Tailandia, China, Vietnam, Malasia, Indonesia y Camboya. 9 vuelos están pillados y otros tantos que tenemos pendientes de confirmar. Y mientras tanto, muchas más buenas noticias ❤ Las visitas empiezan a confirmar y poco a poco incrementa el número de interesados por encontrar una buena combinación de aviones y vacaciones. Un ejemplo son mis homitos de siempre – los Gordis y Fátima&Mel – que ya tienen sus vuelos comprados y con los que estamos preparando fines de semana de expedición al sureste asiático. Esto le anima mucho a una cuando está fuera y echa de menos a su gente… Ya he cumplido tres meses fuera de casa y cada vez es más evidente que hay personas que no se separan de ti aunque la distancia física sea descomunal.

Como siempre, con muchas cosas que quedan en el tintero, especialmente guardadas en mi memoria, seguimos en nuestro particular viaje por el mundo y la vida lejos de España, “retransmitiendo” cada hazaña en directo y apreciando todo lo bueno que nos pasa. Es hora de despedirse por un breve instante de todos los que allí o aquí seguís queriendo saber más de nosotros. Parece que esto no ha hecho más que empezar y seguimos sintiéndonos bendecidos y a gusto por estas tierras…

Mariposa playera

Anuncios

Autor: wailabel

Un rincón muy personal para compartirme con todos los que tengo lejos... Aquí podréis conocer más de mis aventuras, pensamientos y emociones. Podré dejar mi huella emocional a lo largo del tiempo

2 pensamientos en “Tunch Club

  1. Esta vez la visita viene desde España, pero yo sigo mi blog prefe incondicionalmente. Gracias x publicar una fotito de vuestros papis adoptivos. Parecen encantadores y me alegro de que os cuideis mutuamente!! Un abrazo enorme y seguid contando vuestras aventuras. Me encanta!! 🙂

    • 🙂 Woow 🙂 Mil gracias princesita ❤ Incluso cuando vuelves a casa unos días estás atenta… A ver si te animas a buscar vuelos y vacaciones que sería ya la bomba 😛 Otro abrazo ENORME

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s