wailabel

Siempre estaremos juntos :) Amar, sentir, pensar, vivir

VIVIR que no es POCO

Deja un comentario

VIVIR que no es POCO

Así, sin más. Las semanas pasan y el tiempo se convierte en nuestro peor enemigo.

Parece mentira pero a mi me parece que fue ayer. Era 15 de Enero y comenzaba este largo viaje. Esta etapa tropical de nuestras vidas… Las nuestras y las vuestras. Porque a pesar de que probablemente residáis en otro continente diferente al asiático, intento haceros llegar toda la información posible para que podáis disfrutar de las sensaciones que aquí tenemos.

Parece mentira… En el aeropuerto todo era más triste de lo que yo podía imaginar. Allí estaban ellos para despedirme con abrazos y desearme un buen viaje. Con menos lágrimas que de costumbre pero sintiendo el sabor más amargo que durante mucho tiempo sigo teniendo: echar de menos.

Parece mentira. Ya estamos en Mayo 🙂 Y por fin me siento a escribir un capítulo más de este diario de abordo en la despierta y coqueta Singapura. He vuelto a casa con la inspiración aflorando en mis adentros y con la necesidad de compartir alguna que otra reflexión que días atrás se ha instalado en mi pensamiento.

En el laboratorio estoy trabajando mucho y muy bien, lo que me hace estar muy contenta. ¡Las horas se suceden! Comparto mucho tiempo con las pequeñas drosophilas en la “habitación de las moscas” mientras la buena música me acompaña. Por las mañanas estoy bastante tranquila, aunque el hecho de que por las tardes esté más acompañada no me agobia ni mucho menos. Tengo un nuevo maestro que me enseña técnicas muy específicas de la investigación que estamos haciendo y detalles que valen oro. Además, comparte aficiones conmigo y muchas veces nos sentamos a hablar de nuestras inquietudes que como el resto de los mortales tenemos. Lo agradezco. El hecho de que en muchos ratitos podamos hablar de simples anécdotas sin importancia, o que él pueda desahogarse conmigo para explicarme las situaciones que ha tenido en el laboratorio a la hora de trabajar me hace sentir bien. Esto es así. ¿Por qué?

Entiendo como algo especial la “confianza” que las nuevas personas que aparecen en tu vida te demuestran. La franqueza, la naturalidad, esa “llaneza” que brota y fluye ayuda a crear esa “base” para sentirse mejor en un entorno nuevo. Parece mentira, pero mis reflexiones a veces se centran tanto en cómo me siento ante lo que recibo de las personas que lo analizo hasta el extremo. Espero explicarme, porque aquí las sutilezas son difíciles de transmitir, pero no de percibir. Y esta semana pasada que Chabi ha estado trabajando en Kuala Lumpur he acusado más el vacío de no tener a mis amigos, familiares y conocidos cerca. Algunos lo sabréis porque os he hecho saber que os necesitaba ❤

Sahoo está terminando su tesis pero no por ello deja de tener tiempo para dedicárselo a la nueva aprendiz del laboratorio. Entre experimentos, cafés y tés, charlas… De esta manera, el trabajo y las horas vuelan. Realmente empiezo a sentir que echaré de menos tenerle cerca y me hace pensar que a veces menos es más.

Aquí hay tiempo para todo. Para planear viajes mientras disfrutamos de esta parada en seco. El mes de Abril lo hemos completado sin salir de la isla, como ya comenté en la anterior entrada. Y nos asomamos a un abrumador calendario de fines de semana 😀 Mañana mismo viajamos a Myanmar, donde un pequeño comando de becarios ICEX nos esperan. Habrá nueva entrada, ¡espero que sea maravillosa! Todo ello dependerá de la aventura… Una vez más: con ganas de comernos el mundo 🙂 Y comparando nuestro presente con el “Puente de Mayo” del año pasado tampoco nos podemos quejar. Sucedió que decidimos hacer un viaje cultural con la familia Samba Da Rua a Marruecos. Menuda experiencia bonita e inolvidable. Su mar, su gente, la pequeña ciudad de Asilah con las calles llenas de luz y las paredes pintadas de un azul intenso, TUAREG.
Estaremos lejos, pero os pensaremos. Sobre todo pensaremos en todos los que regresáis a la carga para llenar las calles de samba, sonrisas y mucho arte.

Parece mentira. Aquí sigue la “maquinaria pensante” haciendo de las suyas. Y como en la foto se puede ver hemos tenido tiempo hasta para observar a estos animales que sencillamente nos fascinan. Los orangutanes, o en el idioma de estas tierras “Orang hutan” (hombre del bosque), son una especie nativa de Malasia e Indonesia.
Hace años, mientras estudiaba la carrera de Biología, tuve la suerte de elegir una asignatura optativa que me acercó y me descubrió la maravilla que tenemos por compañeros genéticos: ANTROPOLOGÍA. Sabemos que en poco difiere nuestro ADN tras años de muchos estudios genéticos que avalan la existente cercanía evolutiva que compartimos con las especies de “homínidos”. Yo no sabía mucho acerca de los primates, ni tampoco tenía un verdadero interés en conectar de lleno con este orden de mamíferos. Inconscientemente no me había preocupado nunca por indagar y estudiar algo que se relacionara con ellos, quizás por haber estado más en contacto con otros animales. Sin embargo, todo ocurre por algo y ese algo me abrió los ojos para ya nunca más cerrarlos.

Tengo que deciros que en otras ocasiones he visitado zoológicos donde he podido contemplar la vida en cautividad que parece que les sabe a poco a estos misteriosos seres. Hoy en día, parece mentira que sigamos destruyendo un legado natural realmente cercano a nuestra especie. Posiblemente las especies de animales como los orangutanes tengan muchas sorpresas que nos encantaría conocer. Y es triste ver como la mayoría de las veces nos negamos a cuestionar la consciencia de lo que entendemos como naturaleza y nos centramos tanto en nuestras prioridades como especie, que eliminamos aquellos orígenes de mucha información valiosa. Nuestro mayor legado junto con la educación: La Tierra.

Allí, parados y emocionados, a pesar de estar en un lugar que verdaderamente no les deja expresar su verdadera libertad como individuos, pudimos disfrutar de las vistas a los árboles, sus CASAS 🙂
Son extremadamente preciosos, al menos a mí me lo parecen. Verles desplazarse de un lado a otro, como si volar fuese lo siguiente que van a hacer te sabe a magia. Por ‘suerte’ parece que no viven tan mal, pero tengo la extraña impresión de que saben mucho de lo que les rodea y saben que este mundo no está nada bien.

La visita al Zoo de Singapur ha sido otra experiencia más para la larga trayectoria de conocer diferentes zoológicos en diferentes ciudades del mundo. Una vez más, he de expresar que hay muchos animales que nunca deberían formar parte de algo así. Un tema bastante controvertido y difícil de analizar, mucho más sabiendo que hay personas que verdaderamente quieren a estos “habitantes” y se preocupan por hacerles la vida en estos “hogares” lo más fácil posible.

Una vez más, el tiempo pasa. Pero me gusta sentarme a escribir. Ojalá pudiera sentirme inspirada todo el tiempo. Ojalá muchas cosas de las que pienso sucedieran o no. Ojalá no siguieran llegando noticias de España que nos hacen sentirnos mal, que nos encogen el corazón y nos animan a maldecir a todos los responsables de tanta barbarie. ¿Sabéis qué? Aquí vivimos muy bien. Todas las mañanas me despierto acompañada de mi mejor amigo y el compañero de mi vida. Desayunamos muy bien, no nos falta de nada. De camino al metro encuentro a los gatetes del barrio y les doy los buenos días. Especialmente a una gatita pequeña que me ha robado el corazón ya que me recuerda mucho a mi Cuca… Mi querida ❤ Y de ella me despido para ir al trabajo, donde paso cada día hasta que cae el sol. Una vida fácil, sin complicaciones. Una vida para aprender y disfrutar, para saborear cada día como nuevo y diferente y lleno de tareas. Aquí está todo bien… Pero no puedo dejar de comparar lo que aquí sucede con lo que allí existe. Tenemos un país tremendo. Ojalá algún día sintáis lo que digo, una vez más es difícil de explicar. Son las sensaciones que me aparecen a la vez que los rayos del sol me llegan a la cara, ¡vivimos en un verano eterno! Sin embargo se echan muchas cosas de menos. Un buen ejemplo lo son las estaciones.
Mi primavera bonita donde todo renace y vuelve a brotar tras el letal invierno…

Así es la vida, su efecto vivificador. Como lo son todos y cada uno de los que echo de menos.

Mariposa por las ramas *

Anuncios

Autor: wailabel

Un rincón muy personal para compartirme con todos los que tengo lejos... Aquí podréis conocer más de mis aventuras, pensamientos y emociones. Podré dejar mi huella emocional a lo largo del tiempo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s