wailabel

Siempre estaremos juntos :) Amar, sentir, pensar, vivir

Walk the line

4 comentarios

cumple

 “Siempre parece imposible hasta que se hace.”

– Nelson Mandela

Caminando sin excusas. Caminando ya por una nueva etapa 🙂 En menos de un mes he pasado de compartir con nuestra amiga y bloggera Silvia la bonita isla de Koh Lipe (Tailandia) a encontrarme viviendo en una nueva casa en Centro Europa. Mis últimas vacaciones como empleada de la NTU han sido la guinda para culminar el pastel de viajes y visitas 2014-2015. Como buen relevo de aventuras, ella seguirá conociendo los rincones cautivadores que esa zona del mundo puede mostrar a cualquiera que tenga algo de dinero, tiempo y muchas ganas. Han sido unas vacaciones de 10 en todos los sentidos: compañía, comida, buceo, descanso, playa… ¿Qué más se puede pedir? He aquí las pruebas del delito.

Koh Lipe (1)

Koh Lipe (3)

Koh Lipe (4)

Y atrás queda Singapur, el clima tropical, el eterno verano, las nuevas amistades, la familia que hemos formado… Por muy raro que parezca, echo de menos ciertas maravillas que aquel lugar me ha ofrecido durante más de un año. Maravillas que tienen nombres propios de lugares y personas. Maravillas que llegan de la manera más inesperada para enseñarte que el amor no tiene ningún tipo de barrera cultural. No hay idioma necesario para comprender lo que es el cariño y lo reconfortante que es dormir en un lugar donde te quieren. Precisamente, los que se llevan el premio a los mejores cuidados son nuestros caseros. Ru Xin y Steven representan la mejor lotería que nos ha podido tocar en mucho tiempo. Pero también seguimos recolectando el cariño de todos los que han contribuido a este sentimiento. Gracias amigos que desde lejos seguís escribiendo y celebrando que todos avanzamos. Como si de un sueño se tratase, la etapa Sudeste Asiático ha sido efímera y realmente intensa. Y esta despedida me ha costado más de una lágrima, he de reconocer que ha sido difícil tener que decir adiós a este elenco de “regalos de la vida”.

Con la distancia de por medio y las semanas que he pasado en casa ya puedo tener una mayor perspectiva de lo que este periodo ha significado. Seguirá en aumento porque, como bien sabemos todos, las cosas en caliente se sienten de otra manera. Pero lo hemos conseguido. Hemos cumplido con las expectativas que llevábamos en la maleta, aquellas cuya intención principal era viajar todo lo que pudiéramos para sumergirnos en cada uno de los países vecinos a este lugar desconocido. No esperaba ni más ni menos. No esperaba nada. El destino me ha sorprendido gratamente para crecer a pasos de gigante, y gracias a ello hoy me siento diferente. Este proyecto de vida me ha cambiado y creo que me ha hecho más consciente de las necesidades que puedo tener a la hora de encontrarme sola en la lejanía y en lugares distintos a los que conforman nuestro círculo de confort.

Parece mentira, pero esta aventura tan espontánea ha pasado volando y hemos andado de nuevo por nuestra bonita y soleada Madrid. Felicidad máxima porque los días han sido soleados, el cielo azul e inmenso de la ciudad nos ha vuelto a enamorar, los reencuentros se han llenado de muchos “¡ya hemos vuelto!” y “¡qué rápido se ha pasado!”. Felicidad por sentarnos en casa con la familia, visitar a los amigos. Nos ha dado tiempo para pasar también por el campo, respirar el aire fresco, y apreciar los primeros síntomas de que la Primavera se acerca. Los árboles están en flor y los jardines empiezan a dejar crecer narcisos, violetas y brotes con ganas de vivir. Hemos paseado con los caballos por el campo, y hemos podido ver cómo comienzan a salir los primeros espárragos silvestres que tanto me gusta recolectar mientras las horas pasan desapercibidas.

Muchas cosas quedan pendientes por hacer, pero estando más cerca será más fácil visitar con regularidad nuestra tierra. Principalmente para realizar actividades tan saludables como tomarse un buen chocolate con churros 😀 La visita estos días al Instituto Cajal me ha endulzado con sus entrañables homitos, mis queridos compañeros del C12. ¡Gracias por vuestro buen recibimiento y el soporte logístico!

Churros Porras

¡Y por fin! Ya estamos los dos juntos después de algo más de dos meses esperando compartir una nueva ciudad como Viena. Un lugar que desconocía y que ahora me brinda el volver a sentirme como en el año Erasmus. El Alemán, los productos típicos de aquí, el U-bahn, el delicioso brötchen, el vivir en una WG… Dos semanas en adelante que siguen siendo de vacaciones antes de comenzar a trabajar en Dresden. Sin comerlo ni beberlo mi tiempo de estar en stand by ha pasado de ser de dos meses a un mes. Un contrato laboral ha llegado antes de tiempo y vuelvo a tener la oportunidad de trabajar con quien hasta ahora ha sido la responsable de que yo pudiera tener empleo. ¡Perfecto!

La lotería de mi vida sigue en racha y Rachel parece seguir interesada en patrocinar mi formación profesional. Por ello, me voy dentro de nada a trabajar al Biotec de la Technische Universität Dresden hasta que lleguen noticias de Copenhague. Lotería porque puedo garantizar que mi tiempo y mi energía la voy a seguir dedicando al trabajo que he estado haciendo en Asia, un trabajo que me apasiona y me hace levantarme cada mañana con ganas de ir al laboratorio. Es la mejor manera de seguir engrosando el curriculum y de aprender y consolidar mis conocimientos en un segundo idioma que tengo pendiente en mi saber. El futuro, que sigue siendo incierto para todos, parece tener planes interesantes para nosotros. Podremos seguir viajando y conociendo más mundo. Por lo que a mí respecta, Europa sigue siendo una gran desconocida y es un continente lleno de ciudades atrayentes. También, estando aquí, volveré a visitar los lugares que han formado parte de mi vida como la pequeña y divertida Göttingen, donde siguen viviendo personas que son parte de mi historia personal.

Un futuro esperanzador en estos tiempos de crisis y cambio. Pues nosotros vivimos en ese cambio, somos parte de él, y cambiamos a medida que las posibilidades aparecen en lugares que hace mucho tiempo eran imposibles considerar como nuestros destinos de vida. Juntos todo es más fácil, todo es posible ❤ Yo también soy feliz viviendo contigo…

Mariposa nueva

Anuncios

Autor: wailabel

Un rincón muy personal para compartirme con todos los que tengo lejos... Aquí podréis conocer más de mis aventuras, pensamientos y emociones. Podré dejar mi huella emocional a lo largo del tiempo

4 pensamientos en “Walk the line

  1. K bonito escrito Irene! Avisa cuando andas por Gö y tal! besitos

  2. Mucha suerte en vuestra nueva etapa. Sois unos todoterreno (como el jeep al que subimos en Yogyakarta) por lo que no dudo que todo os ira bien. Abrazo desde Indo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s