wailabel

Siempre estaremos juntos :) Amar, sentir, pensar, vivir

San TODO

Deja un comentario

Cuca

“And in the end, the love you take is equal to the love you make.”

– The End (Abbey Road), Paul McCartney

Será que llevo ya cuatro años sin poder sentir lo que es tenerte cerca, sin poder abrazarte ni acariciarte, sin poder dormir juntas ni compartir pequeños trocitos de comida, sin hacernos compañía cuando nos quedamos solas o cuando salimos al jardín a disfrutar de las flores, las plantas, los árboles… Será que no pasa el tiempo y sigo sintiendo un amor infinito hacia tu ser, cargado de luz y de bondad que nunca me cansaré de compartir con las personas a las que les hablo de tí. Eres el mejor recuerdo que tengo y me has proporcionado el mejor despertar de mi vida.

Si tuviera que “ahuyentar dementores” me bastaría con pensar en tí mi querida Cuca, y de mi varita mágica saldría un patronus con forma felina… El 11 de septiembre seguirá siendo un día especial, de despedida. Aunque todos los días me acuerdo de tí y no hay noche que me acueste sin que te vea antes de apagar la luz… Será que te echo de menos ❤

Sin perder las buenas costumbres, me mantengo en una vorágine de actividades y de trabajo que me dificultan el disfrutar de una de mis aficiones. ¡Aquí ando apurando el mes de septiembre hasta el final! Y el tema de sentarme a escribir de vez en cuando sigue siendo una necesidad que me pide habitualmente el cuerpo, porque entre la anterior entrada y ésta última han ocurrido muchas cosas. Hay cambios importantes para el cuaderno de bitácora de este barco de aventuras cibernéticas y quisiera seguir compartiéndolas, sobre todo con los que más lejos están y con los que menos contacto tengo.

Agosto de 2015 ha sido un mes dedicado al trabajo pero también a los planes espontáneos de fin de semana. Nada más regresar del viaje familiar por Centroeuropa llegó el primer fin de semana para retomar las actividades musicales de la mano del grupo de Samba Universo. La batucada de Paderborn nos invitó a la muy conocida fiesta religiosa Liborius que me sirvió para conocer una nueva ciudad de Alemania, nuevos sambistas, y para reencontrarme con los amigos de este maravilloso mundo armonioso. En realidad es como si hubieramos pasado un fin de semana en las típicas fiestas de pueblo, apenas parecía que estábamos en el extranjero salvo por las deliciosas bratwurst, currywurst o la poderosa dunkelbier 🙂 ¡La nueva juventud sabe de maravilla con planes tan intensos! Fue un fin de semana de dormir poco y celebrar mucho, en la línea de lo que supone juntarse para semejantes jolgorios.

Después de 6 fines de semana sin parar con tantos viajes tocaba descansar algo en Dresden. Desde el fin de semana del 20 y 21 de junio (Bunte Republik Neustad 2015) no había tenido mucho tiempo para dedicarme a hacer cosas con tranquilidad, entre viajes y visitas no quedaba otro remedio que estar fuera de casa.

Para seguir en la línea de lo que aquí es mucho para mí, la gente de la batucada, pude disfrutar del tiempo veraniego en compañía de algunos compañeros visitando un lago que se encuentra al sur de la ciudad, el Talsperre Malter. Durante varios días tuvimos altas temperaturas por estas latitudes europeas que para los alemanes resultan incómodas pero que a mi realmente me hacían sentir en verano. Además, el buen tiempo acompañó hasta el fin de semana siguiente en el que se celebraba el Canaletto Stadtfest, fiestas veraniegas de la ciudad en las que actuamos con la batucada y pude disfrutar de la visita de Chabi tras muchos meses desde que la pisara por primera vez. Juntos pudimos descubrir una Dresden llena de vida, donde gran parte de las personas que se echan a las calles son visitantes que se acercan a las celebraciones estivales. Tanto en la parte de Altstadt como en la rivera del Elba la calle concentraba numerosos puestecitos de comida, bebida, artesanía, etc. Las luces, los olores, los sonidos, todo ofrecía esa sensación que anteriormente comentaba refiriéndome a las fiestas en Paderborn: la de sentirte en cualquier pueblo de nuestra geografía. Al fin y al cabo no somos tan diferentes los unos de los otros y se puede compartir mucho sin necesidad de hablar el mismo idioma. Mucho más en una de las ciudades más bonitas de Alemania.

Acabaron las fiestas de Dresden pero no los fines de semana de coincidir con Chabi. La siguiente visita la hicimos a una ciudad que desconocía y que aun no sabemos si nos va a acoger para 2016: Copenhague. El fin de semana del 22 y 23 de agosto disfrutamos de descubrir el sol en una de las metrópolis más bonitas de Europa del Norte, ya que normalmente el tiempo suele ser bastante más hostil y su cielo dicen que no deja de ser grisáceo y nublado.

CPH

Esta visita nos permitió reunirnos con nuestros seres queridos. Fátima y Nuria, o la familia de Chabi fueron nuestros acompañantes durante esos días en los que aprovechamos para recorrer las calles y los canales, probar la cerveza norteña, y compartir ratos para informarnos bien de las posibilidades laborales que existen allí. Yo, además, pude volver a coincidir con quien posiblemente (ojalá) sea mi futuro jefe de laboratorio. Crucemos los dedos y esperemos que al final podamos tener algo real, la ciudad nos ha gustado bastante y es una posibilidad de crear un núcleo junto con personas cercanas a nosotros. Por si no fuera poco, no deja de ser un lugar que tiene rincones especiales como Christiania o batucadas con las que poder seguir practicando una de mis aficiones 😉 He aquí el album con más imágenes de Copenhague.

Christiania

Tras el regreso del punto más al norte del mundo donde he estado, me tocaba preparar la maleta para disfrutar de unas merecidas vacaciones en España. Desde el 28 de agosto hasta el 13 de septiembre he alternado mis visitas entre Madrid y Piedralaves. ¡Qué decir que no podáis imaginar! Que en casa me encuentro de maravilla. Que adoro estar en el pueblo, salir a pasear con los caballos y disfrutar de los atardeceres en el campo. Que mis padres y mis amigos son la mejor compañía que encuentro cada vez que tengo la posibilidad de regresar, no dejan de quedar pendientes muchas actividades a pesar de no parar de hacer planes. Que mi querida Peny sigue siendo ese pequeño motorcito que runrunea y me llena el corazón de buenas energías, sobre todo cuando nos vamos a dormir. Esta vez me ha costado más que nunca tener que ir al aeropuerto y coger un avión para regresar a mi destino como expatriada. Ojalá algún día pueda coger esos aviones desde Madrid para irme de vacaciones a cualquier destino increíble, pues he de reconocer que sigo enamorada de mi ciudad y que sigue siendo mi favorita.. Sumémosle septiembre y su luz que hacen los paseos por el centro muy reconfortantes, momentos en los que aprecias la vida en las calles y la energía que por allí permanentemente habita ❤

En un suspiro pasaron 17 días que daban paso a uno de los momentos que más he estado esperando en los últimos meses. El fin de semana del 19 y 20 de septiembre estaba reservado para celebrar San Chabi 2015. Al haber estado las dos primeras semanas de septiembre en España para pasar mis vacaciones y hacer gestiones en casa, me resultó imposible pasar el 4 de septiembre con Chabi para celebrar su cumpleaños. Sin embargo, desde el mes de julio empecé a planear una fiesta sorpresa para reunir al mayor número posible de nuestros amigos en Berlin para compartir juntos un fin de semana en una de las ciudades más increíbles que tiene el viejo continente.

Teniendo en cuenta la dificultad de vivir en el extranjero, las disponibilidades de cada uno, las posibilidades económicas, un largo etcétera, el fin de semana salió realmente genial. Fuimos un grupito pequeño de amigos pero que a la par hizo que la aventura no fuera menos intensa. Agradezco de corazón cada pequeña voluntad que quiso celebrar conmigo esta “Operación Berlin” desde el principio, sin vosotros hubiera sido imposible, y pudísteis comprobar en vuestras propias carnes que Chabi estaba realmente engañado a su llegada al aeropuerto de Tegel. Ha sido, un año más, una sorpresa que entre todos me habéis ayudado a darle.

¿Lo que pasa en Berlín se queda en Berlín? 😉 No sé si queda o no, porque cada uno de nosotros habrá compartido la experiencia inolvidable con sus seres queridos, amigos, compañeros, y espero que pronto este equipo compuesto por grandes fichajes nos volvamos a reunir. Marta, Keila, Jorge, Adri, Shoti, Lillo.. Os queremos mucho. Nuestros homitos capaces de aguantar el tipo tras esas caretas que daban mucho calor pero que confundieron al anfitrión desde el minuto cero; quienes apenas descansaron para no perder ni un minuto de compartir esta ocasión de estar juntos; quienes constantemente tuvieron un espíritu voluntarioso para hacer actividades por la ciudad… Quienes hicieron nuevas amistades que ambos dos estamos contentos de que se crearan ❤ Seguiremos sumando en donde el destino quiera llevarnos.

Como bien dice el INMENSO muro de Berlin:

“Muchas pequeñas personas de lugares muy pequeños pueden hacer pequeñas cosas capaces de cambiar el destino del mundo.”

Inolvidable e irrepetible, un viaje 10 en todos los sentidos 😀

Die Mauer Berlin - San Chabi 2015

Die Mauer Berlin – San Chabi 2015

 

Finalmente, para acabar septiembre, este último fin de semana he regresado a esta gran ciudad que no hace mucho vivía dividida. El festival Samba Syndrom era una cita que no quería perderme con los compañeros Universos y que me ha permitido aprender mucho en uno de los talleres a los que me apunté. Fin de semana casi tan intenso como el anterior. Fin de semana de no parar, de conocer a nuevos sambistas, de tener actuaciones por la noche, tanto con la batucada de Dresden como con los compañeros de workshop. Tanto el viernes como el sábado pude disfrutar de 10 de la mañana a 6 de la tarde de las clases que el Mestre Jonas nos tenía preparadas.

Me siento especialmente bien cada vez que acabo conociendo a personas maravillosas como por arte de magia. Sin saberlo muy bien, me apunté a este taller de “Advance Batucada” para poder practicar más con el tamborim. Al final del fin de semana he regresado a casa habiendo aprendido a dirigir esta sección de instrumentos de la mano de uno de los mestres más famosos en Río de Janeiro (información que desconocía), que normalmente enseña en muchas escuelas de samba. Además, otra de las grandes conocedoras de esta sección me ha enseñado con la tarea. Se trata de un integrante de la batucada de Escola de Samba Unidos de Hamburgo que participaba con nosotros en la actuación y que es realmente muy buena líder a la hora de tocar. Esperemos que pronto pueda darnos un taller en Dresden porque la propuesta está encima de la mesa desde primeros de septiembre y yo quiero seguir aprendiendo en el mundo de la Samba Carioca.

A la vista me queda un mes de octubre que va a ser el último que pase en Dresden. Mi tiempo aquí acaba y esta decisión, que la he tomado a mi paso por España, no ha dejado de ser un poco incómoda. Quisiera poder disfrutar mucho más de lo que esta ciudad del Este de Alemania me está ofreciendo y he de reconocer que dejar al equipo sambista va a ser demoledor. Me siento realmente integrada en un grupo que no sólo es musical, sino que trabaja también la faceta social y se caracteriza por hacer crecer la amistad entre sus integrantes… Algo que echaba de menos en Samba Da Rua.

Aunque mi mudanza a Viena sea algo que tanto Chabi y yo llevamos buscando desde hace tiempo, no voy a dejar de sentir que un trozo de la aventura de nuestras vidas ha llegado a su fin y nunca volverá a ser igual. Al igual que será un cambio importante el dejar de vivir en Bergstraße 34 con la familia Papan… Y dejar atrás a una persona como Rachel que para lo bueno y para lo malo seguirá siendo una madre que he tenido este tiempo de atrás.

No sabemos qué nos deparará el futuro. No sabemos si 2016 nos verá en Austria, Dinamarca, Suiza, España, Panamá… Sí, todavía hay muchas cosas de las que podría hablar porque los planes y las alternativas son múltiples, pero no hay nada seguro. Paciencia pues habrá que ver.

De lo que sí estoy segura es de que trataremos de seguir aprovechando lo bueno que nos regala la vida cada día y de lo afortunados que somos por poder disfrutar de una buena salud, de sentirnos queridos y de disponer de dinero para invertirlo en nuestras pasiones. Próxima parada: PRAGA ❤

Mariposa vaciando el corazón

Anuncios

Autor: wailabel

Un rincón muy personal para compartirme con todos los que tengo lejos... Aquí podréis conocer más de mis aventuras, pensamientos y emociones. Podré dejar mi huella emocional a lo largo del tiempo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s