wailabel

Siempre estaremos juntos :) Amar, sentir, pensar, vivir

Las luces en las sombras

2 comentarios

SAMSUNG

Time

“(…) Nuestro malotaje de esperanzas no oculta el puño de rebeldía. Y hemos roto el pijama del silencio. Ni somos descendientes de una lengua cortada ni queremos sudar hiel y vinagre ni seguir siendo súbditas de una feria de olvidos. No deseamos otras pertenencias que no sean las alas de los vuelos.”

Pedro García Cabrera (Islas del despertar, 1977)

En el comienzo de Crudo Paraíso (documental) aparece esta cita de un poeta y periodísta canario que para mí era desconocido. Siempre es bueno conocer más sobre lo que engrandece nuestra cultura, en este caso un gran representante de la “Generación del 27”. Nunca es tarde para descubrir palabras, obras, ideas, personas… Y quizás hubiera estado mejor haber tenido noción de su existencia con mayor antelación, pero hay luces en las sombras y así sucede con un gran trabajo que nos acerca a las Islas Canarias y el problema medioambiental que allí está ocurriendo sin que tampoco haya mucha repercusión en los medios de comunicación. Recomendable para todos aquellos que quieran saber más sobre el tema y no les importe dedicar una hora de su tiempo a ello.

Hay luces en las sombras. Ellas están ahí cada noche junto a mis dos felinas favoritas. Son fotos que iluminan la realidad a la hora de acostarme o amanecer. Me recuerdan lo que realmente se hace imprescindinble en nuestras vidas: los seres que nos quieren y que queremos.

El pasado primer día de mayo se celebraba el “Día de la madre” en España. Este pasado fin de semana se celebró a nivel internacional en otros países, incluyendo Austria. También, para algunos, el 1 de mayo coincide con el nacimiento de un gran investigador que fue capaz de traer nueva luz a la oscura ignorancia, Don Santiago, el padre de la Neurobiología. Mayo nos trae una fecha para reafirmar que madre sólo hay una. O que madre es una palabra que entraña muchos significados tanto a nivel biológico, como emocional, sentimental, psicológico… Yo, además, no diferencio el concepto a nivel interespecífico. Recuerdo muy bien las palabras de mi abuelo Paco (otro de aquellos seres favoritos que me encantaría volver a ver), que siempre decía que nuestra Cuca era muy buena madre cuando tuvo a sus cuatro crías. Supongo que la experiencia en el campo con los animales, viendo tantos nacimientos a lo largo de su vida, le daba esa capacidad para discernir en este tema. Y pensándolo bien, hoy en día no sabría muy bien definir lo que es ser una buena mamá porque, para empezar, no tengo hijos y no puedo opinar desde el conocimiento y la experiencia. Sin embargo, existe una cantidad de barullo con el asunto que se evidencia en buenos artículos como el de Diana Aller.

Resumiendo un poco mis ideas acerca de este día que debería ser celebrado los 365 días del año, quisiera también destacar otro artículo que hace hincapié en la carencia a nivel de concialiación familiar que existe en nuestro país (por desgracia), y que en lugares como en Viena es admirable la naturalidad con la que se prioriza a la familia, y su trato a nivel laboral.

Me alegra saber que ella ha estado ahí a pesar del trabajo y demás quehaceres. Por eso la vida le regala momentos como éste en el día de la madre… ¡Y no es la primera vez! Hace dos años pudo presenciar el nacimiento de un potro. Este año, mientras estaba de paseo a caballo por el campo, se encontró con una cabrita que acababa de nacer hacía una hora.

1 mayo 2016

Abril ha pasado volando. Como siempre, el tiempo corre entre mis aleteos y la última actualización la hice tras un periodo que podría denominarse “cuello de botella”. Un tiempo un poco concurrido de demasiados acontecimientos a la vez. Llegaba ese momento de volver a saber más sobre el futuro y, a pesar de parecer inverosímil, sigo en ese estado después de todo. No obstante, ante este escenario, las luces en las sombras han llegado a lo largo de estas semanas de atrás.

Como bien contaba, acabé el mes de marzo a la espera de saber si definitivamente empezaría el doctorado en el lugar donde ahora mismo estoy trabajando, el IST Austria. Para mi sorpresa y la de mi círculo más cercano, que estaba muy ilusionado con la posibilidad de hacerse realidad algo que llevo tiempo atrás buscando y preparando, la negativa se hizo llegar once more. Al parecer estaba en el momento indicado, en el lugar indicado, con los candidatos indicados, para que no me escogieran. Al final, de 83 personas, 33 han sido aceptadas para iniciar este próximo septiembre de 2016 el programa PhD que aquí se ofrece. Vuelta a empezar… “Recalculando ruta”. Menos mal que todo este input me llegó estando unos días de vacaciones en Madrid a finales de marzo. Rodeada de buena gente, familia y amigos, todo se hace más llevadero.

A pesar de encajar el resultado como buen participante, se me hizo bastante incómodo el tener que aceptar que se me alargue esta interminable incertidumbre de no saber qué va a ser de mi vida en los próximos meses. Quisiera comenzar un proyecto, el cuerpo me lo lleva pidiendo mucho tiempo atrás. Si debe ser con la Ciencia o no, ya veremos, pero de momento ando en ello. Sin embargo, a toro pasado, me alegro de que las cosas sucedieran así. La perspectiva siempre es buena. Las situaciones se dan por algo. Como dice el JuanLu (mi querido señor padre), “siempre hay una ventana que se abre cuando una puerta se cierra”. Es impasible ante las adversidades de esta vida… Siempre me lo demuestra con cada comentario que me hace cuando las cosas parece que pintan en bastos.

Pues sí. A toro pasado ha sido una gran decisión por parte del comité seleccionador y ya podréis intuir que estas semanas he podido obtener más información relevante que me hace sentir mejor con todo. No quisiera dar demasiados detalles, pero la vida es bella y la energía fluye en muchos otros lugares. Tanto es así, que a los pocos días de recibir el email que me comunicaba que no había sido seleccionada, recibía un gratificante email por parte de los responsables de que el plan B saliera adelante. Si. PLAN B. Abril empezaba con buenas noticias. Todo debido a que no he perdido el tiempo desde que aterricé en Viena allá por noviembre de 2015, y mientras, he estado jugando varias partidas de ajedrez a la vez.

El destino ha querido que se alinearan los planetas para darme una oportunidad con un proyecto en la Uni Wien. Allí tengo otro profesor “contacto” con el que se gestionó un interesante trabajo que, en el mes de febrero, presentamos en un programa de becas que hay en la universidad. Suerte la mía: mi proyecto ha pasado la primera ronda. Además, al poco de conocer la noticia, ya realicé una entrevista personal con un profesor de Físicas que va a evaluar nuestra propuesta junto a otros dos miembros externos al programa. Tengo buenas sensaciones porque tuvimos una larga charla, llena de preguntas e intercambios de opiniones, que concluyó con un “todo va a depender de la evaluación en conjunto y yo no puedo garantizarte nada, pero que sepas que por mi parte tienes más del 50 por ciento de opciones de hacerte con la beca”. VEREMOS, como siempre… Porque mi suerte me la conozco y hasta que no firme un contrato no me creeré nada. Pero es verdad que sus palabras fueron positivas, y de 64 candidatos un total de 25 son aptos para hacerse ganadores. Crucen los dedos por mí, porque en julio se resuelve este pastel y la espera se va a hacer un tanto larga.

Dejando aparte estos temas tan intensos, la vida sigue haciéndose bonita, brillante, llena de momentos que agradecemos cada día. Abril se llenó de buen tiempo en general, salvo algún fin de semana un poco lluvioso. Las visitas llegaron una vez más a buen puerto. Aquí, en Viena, nuestros queridos Adri y Uri junto con Aitor e Ismael aterrizaron el segundo fin de semana del mes para conocer un poquito mejor lo que se cuece en estas latitudes. A pesar de que el tiempo no acompañara mucho, no dejamos de tener un ritmo incesante de movimiento y buenas comidas. Cerveza, codillo, ocio nocturno, y algo de turismo aderezaron la estancia. Todo ello concluyendo con la Marathon Wien 2016 y una apremiante despedida corriendo por Hauptbahnhof.

Para no perder la práctica y nuestra pasión por viajar, el fin de semana siguiente decidimos volar hacia tierras francesas para darle una sorpresa a uno de nuestros mejores amigos habidos y por haber. Nuestro querido David, popularmente conocido como “el Shoti”, no podía imaginarse que el sábado 16 de abril a las 10 de la mañana, tras escuchar golpes en la puerta de la casa, abriría y se encontraría con nosotros 🙂 Lyon, como siempre, se hizo hermosa y pasamos un fin de semana en compañía de nuestro homito y su familia. Una visita express, divertida, y para recargar las energías que a veces se pierden con el trabajo y el estrés. ¡Te queremos mucho y lo sabes!

En la dinámica de los viajecitos, la siguiente aventura sucedió con la visita a Marta en Köln. Otra de nuestras mejores amigas habidas y por haber. Y también se hizo todo demasiado rápido. Sin despegarnos desde la llegada hasta la partida, pudimos no sólo conocer un poco más de la geografía alemana al acercarnos a pasar el día a la ciudad de Bonn, si no que además coincidimos con diferentes planes que en ambas ciudades se sucedían con motivo de la llegada de la primavera. Fiestas en las calles o festivales callejeros, todo aderezado con las mejores cervezas blancas, tostadas y negras. Otro gran reencuentro con una amiga que sigue ahí con el paso de los años, nuestra “Tru”, que se hace querer mucho también. Ojalá sigamos compartiendo lugares en el mundo como Singapur o Colonia, viajes y convivencias divertidas.

De vuelta a Viena, la vida es espléndida por una de las ciudades del Danubio. Sin ir más lejos, este fin de semana pasado, ya comenzado el mes primaveral por excelencia, las vistas se hacían así de agradables por Donauinsel donde organizamos un mega picnic con compañeros de Chabi de Naciones Unidas y algún que otro científico procedente del IST.

Donauinsel

Para completar este placer de tener sol y buenas temperaturas, el campo en su momento álgido de florecimiento, el domingo también aprovechamos para conocer un lugar donde la montaña te permite observar la ciudad de Viena, en un entorno de bosques y praderas: Cobenzl.

 

Una larga actualización, que quiero terminar con lecturas que me llenan.

Estamos a la espera de una visita inminente. Los “Gordys” vienen a la ciudad para disfrutar una vez más de nuestra compañía, además de una sucesión de conciertos muy interesantes que están por llegar. El viernes tengo por aquí a mis padres para poder ver el Live on Tour 2016 de Hans Zimmer, uno de mis compositores de bandas sonoras favoritos. ¡Qué ganas! Y aunque el tiempo empeore, no dejaremos las actividades a un lado. Espero poder reportar más información en la siguiente entrada 😉

Una Donau-Schmetterling

Anuncios

Autor: wailabel

Un rincón muy personal para compartirme con todos los que tengo lejos... Aquí podréis conocer más de mis aventuras, pensamientos y emociones. Podré dejar mi huella emocional a lo largo del tiempo

2 pensamientos en “Las luces en las sombras

  1. Hola Irene!Me gusta mucho tu blog, no solo por lo que escribes, bonito y sustancioso, dinámico , vital y estimulante, también porque me permites una ventana a tu familia y tu entorno próximo.
    Ahora que los “Gordis” se animan a viajar a Viena, que les encantará, a ver si tienen la oportunidad de conocer a Miguelin Serrano, que está hecho un cromo, como dice su abuela. Por cierto, que su abuela , ha puesto una pica en Viena, quedando la 3ª de su categoría en el Maratón, por delante de todas las austriacas (como todavía no tengo blog, lo pongo aquí para que lo sepais).
    Me alegro y te felicito por las buenas noticias finales sobre tu continuidad en Viena. Espero que esta conexión se consolide y puedas desarrollar tus ideas.
    Un fuerte abrazo para ti, y me sumo a la cálida acogida de los “Gordis” en Viena. Juan Serrano, desde Madrid.

    • ¡Muchas gracias por tus palabras Juan! Seguro que mis padres las agradecen mucho 🙂 Pues no sé cómo andará el tema de conocer a tu nieto, porque siempre están los planes muy liados para quedar… Lo pasaremos en grande sin duda. Besitos desde una lluviosa Viena y enhorabuena a tu mujer por ese resultado deportivo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s