wailabel

Siempre estaremos juntos :) Amar, sentir, pensar, vivir

Gratitud

2 comentarios

lisboaSoundsystem

“Cuando alguien te diga que algo no se puede hacer, recuerda que está hablando de sus limitaciones, no de las tuyas.”

– Anónimo

“The only place that true chance can occur, and where the past can be dissolved, is the now.”

– Eckhart Tolle

Vuelve el silencio, pues acabo de despertar. Tengo esa sensación de haber estado latente, inactiva, en paz. Es hora de volverme a conectar con mi entorno. Es ese sentir de cada día, ese preciso momento en el que nos encontramos en un lugar y somos conscientes de ello.

Así diría yo que se define cada mañana de mi nueva vida. Una vida que transcurre en Lisboa, donde empecé a vivir el pasado 1 de noviembre. Haciendo memoria, justo hace un año atrás empezaba un nuevo capítulo en Viena, donde me mudé con Chabi tras estar viviendo 10 meses separados. A diferencia de aquel momento de transición, en esta ocasión nos encontramos en las antípodas. Estamos en lugares del globo terrestre diametralmente opuestos. ¡No podemos estar físicamente más separados! Somos la antítesis de aquella circunstancia. Pero que no cunda el pánico  🙂 La decisión ha sido relativamente fácil. Él se toma unas vacaciones antes de iniciar una nueva rutina de trabajo, y yo me centro en arrancar el proyecto que llevo tantos años persiguiendo: el doctorado.

No encuentro la manera ni las palabras para poder expresar lo que pienso y siento después de alcanzar algo que se me resistía siempre por algún pero. Este devenir de casi 5 años se ha hecho largo y corto. Difícil y fácil. Amargo y dulce. No tendrán mucho sentido estos adjetivos que se contradicen, pero creedme cuando aquí aparecen para, con mucha ligereza, definir lo que el tiempo me ha obligado a experimentar. Una trayectoria que parecía interminable, persiguiendo un objetivo inalcanzable. Han sido muchas puertas que se han ido cerrando para abrirse nuevas ventanas. Ahora siento éstas palabras como mías. El trascurso de los años me ha permitido viajar y visitar destinos que en principio no aparecían ni en mis más descalabrados planes de futuro. Cada punto ha trascendido en mi persona, y muchas personas han participado de las diferentes etapas de este tour laboral o “Hairen en busca del PhD perdido“.

He aprendido tanto sin a penas ser consciente de ello, que hoy en día sólo pienso en la palabra gratitud. Sigo celebrando que estoy feliz con mi vida, como hasta ahora lo he hecho. Aunque esta vez sepa un poco más diferente. Sepa a conquista, premio, triunfo.

Parece que por arte de magia el universo hubiera planeado cada una de las conexiones que han supuesto esta carrera por lo desconocido. No estáis leyendo algo de Paulo Coehlo. Sin embargo, me sonrío al pensar en lo que este escritor transmite con su literatura y, quiera o no, reconozco que el destino es como dios. Ambas palabras abarcan definiciones un tanto complejas. Para mí, sustantivos perfectos que incitan a filosofar largo y tendido. Cuestiones perdidas solo aptas para aquellos atrevidos, pero que acaban dejando sin saber mucho más.

Por lo pronto me quedo con esa conexión entre muchos elementos que se han ido sumando en un puzzle de piezas con diferentes colores. Colores que representan éxito, derrota, contratiempos, tropiezos, aciertos, caídas, remontadas, cambios, comienzos, alternativas, etc. VIDA al final del día.

mirador-de-rocha

Aquí, en una ciudad muy marinera, mi existir es dulce. ¡Soy muy dichosa! Me faltan los seres queridos, los miembros de mi familia, los amigos incondicionales. Por lo demás, Lisboa es una maravilla. Es bonita como ella sola. Es vívida, alegre, bohemia. También coqueta, clásica, señorial. Es la ciudad del Tejo, el río que aporta ese espacio para expandirse y fundirse con el mar, como cada atardecer lo hace el sol que se oculta en el Atlántico. Es un regalo de la vida este paso por la Fundaçao Champalimaud, conectada a las personas y al mar. Un lugar para la investigación y las nuevas terápias centradas en la Oncología. Un espacio donde poder realizar mi trabajo, pues he pasado a formar parte de un nuevo grupo de laboratorio donde me siento muy a gusto. Todo ésto hay que cuidarlo, con el tiempo seguro que hay que afrontar momentos menos afables y poco distendidos. Pero hasta ahora el clima es muy participativo, divertido, cooperativo. ¡Somos esa comunidad de abejitas ocupadas con nuestro trabajo pero que confluyen en la colmena! Un ambiente laboral que espero que se mantenga con el tiempo, porque tengo miedo a que deje de ser tan bueno. Lo mejor de todo, sin duda, es que por fin voy a trabajar para mí misma. Vuelvo otra vez, tras varios años después de realizar el máster, a dedicar mi tiempo y energía en un proyecto que revierte en mi persona. Eso es lo que realmente quería 😀

Las moscas nos ocupan parte del día. Al acabar, regreso a casa donde Cândida me espera. Ella, ya jubilada, ha decidido aventurarse a eso de “compartir piso”. Yo en principio tenía pensado alojarme en su casa durante un mes hasta que encontrara otro lugar más definitivo, pero el recibimiento no ha podido ser mejor.

Su hija mayor vive en Bolivia junto con su familia, y la hija pequeña vive con su padre mientras termina sus estudios en la capital lusa. Esta mujer ha sido otro regalo del destino. Me siento como en casa, como si compartiera con un familiar oculto que he localizado. Un familiar que me habla en portugués y me prerara bacalhao para jantar. Tengo esta sensación de familiaridad, quizás, por carecer de todos los mayores de mi familia. Será una suma de circunstancias que hace de esta situación algo más especial. Al igual que mi querida Omaita de Dresden, ella representa ese elemento que con el tiempo adquiere un valor aun más importante: el compartir. Con ella me encuentro acompañada, y me permite durante unos cuantos meses estar viviendo esta nueva vida portuguesa. Seguiremos teniendo “pijama day” como este pasado domingo, y noches de llegar las dos a casa y contarnos qué tal nos ha ido la jornada.

mosteiro-dos-jeronimos

Como os contaba líneas arriba, la ciudad tiene mucha vida. Ahora mismo, en este aterrizaje agradable y benévolo, pero acelerado y cargado de trabajo en el laboratorio, le puedo sumar el retomar tiempo para hacer deporte, las clases de portugués en la fundación, y las incursiones de fin de semana con los compañeros de trabajo y otros buenos amigos que residen aquí. Además, he decidido retomar una de mis pasiones: la navegación marítima. Tras haber renovado el pasado junio mi licencia de PER (habilitado en vela) tras 10 años en modo semi-activo, vivir cerca del mar me brinda éste privilegio. Pronto realizaré mi inscripción en la ANL: Secção de Vela e Motonáutica. Quiero ponerme en forma en el ambiente marinero para, además, poder aprender kitesurf en verano. ¡Muchas cosas quiero hacer yo!

rio-tejo

Excesivos planes y objetivos que se suman a mi lista de actividades, ocio, y deseos para el nuevo año. Veremos en qué acaba todo, pero promete. Mientras tanto, seguiré reuniéndome todos los sábados que pueda para tomarme un delicioso helado italiano en Davvero 🙂 O disfrutar de conciertos de cantautores en lugares como la Asociación Renovar A Mouraria . ¡Sólo me queda una cosa! Encontrar una batucada y ando cerca de conseguirlo. Me encuentro en un momento de investigación total.

muraia

davvero

 

Para acabar quisiera compartir las experiencias que durante éstos meses de atrás me han llenado inmensamente. Septiembre y octubre han estado cargados de acontecimientos importantes que han merecido mucho la pena.

Por un lado están las vacaciones de Ibiza, donde además he vivido un momento único en mi vida… Especial porque llegó ese día en el que Chabi volvió a dejarme sin palabras. Preparó una red de contactos y planificó una pedida de mano muy familiar, especial, única. Tras la llegada de la sorpresa el miércoles 7 de septiembre, parece que nos casamos. De momento estamos oficialmente prometidos, y se me hace raro pensar en este estatus. Lleva siendo mi marinovio durante unos cuantos años, especialmente desde que dimos el gran salto al Sureste Asiático en busca de trabajo y aventuras tras pasar más de un año de convivencia en Madrid.
La boda en cuestión ya es tema aparte, y un capítulo que debe comenzar el próximo año. Encontrándonos ahora mismo en las circunstancias logísticas en las que estamos veo yo muy inespecífico planear nada. Aunque no quita que ya haya un par de ideas para un “gran arrejuntamiento gitano”. He de confesar que planear viajes, sorpresas, o fiestas es algo que me encanta. Sin embargo, no pensaba que éste momento de compromiso tan existencial llegara tan pronto, ni en el entorno mágico que él ha elegido. Tampoco esperaba tener por testigos a mi siempre amada e irrepetible Sahara, ni a nuestra representante oficial sambista Silvia, conocida también como “La Abuela”. Chabi y yo nos conocimos gracias a Samba Da Rua, y hasta entonces tanto él como este estilo musical y cultural me han acompañado los últimos cinco años de mi vida, mientras crecía nuestro amor y nuestra amistad.

Y hablando de amistad, por otro lado estos meses se han seguido completando con el viaje a Estados Unidos para presenciar la unión de nuestros amigos Rodrigo y Lisa. Sin duda, ha sido otro gran regalo del destino.

“No hay mal que por bien no venga”. Si me hubieran aceptado en el programa de doctorado del IST no hubiera podido hacer este super recorrido por Estados Unidos que, a su vez, me ha permitido reencontrarme y volver a convivir con uno de los grupos de amigos más importantes y representativos de mi vida. Sin ellos no sería quien soy; no seguiré, pues, siendo la misma. Con ellos he crecido, he creado recuerdos, he compartido.

Cada mañana, de camino al trabajo, paso delante de colegios e institutos donde puedo encontrarme con mi pasado. Las épocas del San Juan Bautista o El Flory serán sin duda de las mejores que lleve a todas partes conmigo. Y aunque hayamos crecido, cambiado, madurado… Everything went better than expected! Nada ha podido salir mejor que estas ganas de seguir aunando nuestras voluntades para mantener ese grupo. Somos como antaño un equipo. Así definiría lo que llevamos tantos años como compañeros de vida. Por desgracia yo me he perdido tantos y tantos momentos… Sobre todo estos tres últimos años de estar fuera de casa, careciendo de la posibilidad de quedar un viernes por la noche para cenar, ir al cine, o darnos una vuelta por nuestra querida Madrid.

Sí. Todo es muy maravilloso en lugares lejanos, nuevos, diferentes, cargados de destinos alternativos a su alrededor. Pero lo que lleva uno por dentro, sus raíces, el amor, y la amistad, eso sólo es posible entenderlo cuando una se encuentra en tales condiciones. Estoy lejos, pero os quiero cerca y os echo de menos. Son éstos “momentos incesantes de bienestar”, como los del viaje a USA, los que me evocan una sonrisa al ver a los adolescentes cada mañana esperando a entrar en la puerta del instituto. GRATITUD por esta vida tan bonita que construyo con piezas de un puzzle de colores que también se hacen llamar AMIGOS.

 

Octubre acababa con una despedida después de otro gran encuentro. Fátima, Mel, Suecia. Allí fuimos Chabi y yo de visita antes de que él comenzara su viaje por Oceanía. Ellos son esa pareja de confianza con la que poder hablar de cualquier cosa, sin miedo a expresar, sin vergüenza a ser nosotros mismos y mostrar la pareja que formamos. Ese fin de semana extra en nuestras vidas ha sido muy necesario. Yo sé que sin vosotros muchas conversaciones importantes no hubieran sido lo mismo. Gracias por vuestras opiniones, por escucharnos, por el interés que siempre demostráis. Sois y seréis parte de nuestra familia también, y os lo queremos agradecer.

La visita ha estado cargada de un ambiente nórdico total, pues la cultura sueca se hace especial y también ellos tienen maravillas escondidas. Otra civilización bastante extraña y nueva para mí que he podido conocer de la mano de mis muy mejores amigos. Esperamos regresar antes o después, aunque el mundo se queda pequeño para nosotros  😉

 

Hasta aquí todo el mejor resumen que puedo hacer, sabiendo que se me olvidan detalles y anécdotas que lo hacen todo mucho más intenso. Vivo superlativa, sin cambiar a pesar del paso de los años. Pienso “nunca dejes esa chispa aparte, la que me hace ser como soy”. Porque sigo reconociendome en los demás. Todas ellas, las personas de mi vida, también a su vez reconocen quien soy. Así afirmaré y sentiré que todo acontece por algo. Que el volver a pasar ratitos con personas como Ángel, Chumy, Laura, se aprecian y tienen un valor incalculable. Que los paseos con Javi por Chinatown en San Francisco, en busca de souvenires, me reconfortan y sirven para ponerle la guinda al pastel a un viaje que nos llevamos todos dentro, metido en el cuerpo, con la mejor fiesta de todas aconteciendo en el garaje de Rodisa. Que el encontrarme en el hogar del Canary y Candy con buenas nuevas es una satisfación y una alegría, pues verles crecer en todos los sentidos, felices por estar juntos, es el mejor deseo que les puedo proyectar desde lo más profundo de mi corazón.

 

Nosotros llevamos oficialmente más de un mes separados. Echo de menos estar juntos. Sobre todo porque nuestras actuales experiencias, de poder ser compartidas, tendrían un efecto multiplicador en la satisfacción individual. No porque ahora no sean extraordinarias a nivel personal y requieran la presencia del otro. Pero creo firmemente que la sinergia resultante de la interacción de nuestras vidas es la alquimia que nos mantiene unidos, vinculados, a pesar de que a veces destaquemos por también pensar y actual de diferentes maneras.

fundacao-champalimaud

Cómo no, todo encanja para mi persona en un lugar así. Vivo en la nación que vio nacer el término SAUDADE con cada marinero, cada barco, que se echaba a la mar a recorrer, a descubrir, a navegar. Tierra de añoranza escrita y cantada que huele a sal, sabe a pescado, suena a Fado.

“Cuando el amor crece, crecemos con él.”
– Paulo Coelho

 

 

¡Seguiremos actualizando tan pronto como sea posible!

Mariposa MUITO OBRIGADA

Autor: wailabel

Un rincón muy personal para compartirme con todos los que tengo lejos... Aquí podréis conocer más de mis aventuras, pensamientos y emociones. Podré dejar mi huella emocional a lo largo del tiempo

2 pensamientos en “Gratitud

  1. No paras Hairen!! Enhorabuena por lo conseguido y mucha suerte con lo que venga!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s