wailabel

Siempre estaremos juntos :) Amar, sentir, pensar, vivir

The Greatest

Deja un comentario

SoundSystem

¡Hoy por fin llega Chabi a Lisboa! No me puedo creer que esto vaya a suceder, pues ya son exactamente 7 meses desde que llegué a esta preciosa ciudad y el tiempo ha volado. Después de casi 8 meses de distancia, en la que nos hemos podido ver tan solo un fin de semana, es hora de volver a sentir cerca esa compañía que tanto me gusta. La emoción es inmensa, la alegría fluye por doquier, y el día es más radiante que cualquier otro. Nuestro momento ha llegado, el de reencontrarnos en un nuevo lugar para vivir aventuras que espero que sigan siendo igual de buenas que las que van acumulándose.

Además, mañana nos vamos de viaje. Todavía no sé dónde, pero es mi regalo de cumpleaños porque el viernes ya me caen los 31. Un número que se me hace raro y que quizás no tengo asimilado todavía. Creo estar en una etapa fantástica de mi vida, dedicando mi tiempo a una de mis pasiones que es la Ciencia. Estudiando, aprendiendo, experimentando. Todo ello en un lugar maravilloso pegado a la desembocarura del río Tajo. Me repetiré cuando escribo que soy muy feliz. Estoy rodeada de gente agradable, de la cual me nutro cada día y me hace sentir acompañada. Cândida y los compañeros del laboratorio, los amigos a la distancia, mi familia. La vida simplemente me sonríe.

Hace poco estuve buceando en el disco duro externo y encontré fotografías de tiempo atrás. También me indican que llevamos una vida con una trayectoria muy dulce. Con el paso de los años, seguimos en esa “ola viajera” que se mueve de un lugar a otro, sin olvidar las raíces que siempre me llevan a Piedralaves. Dentro de nada vamos a empezar a establecer nuestro nuevo hogar cerca de la playa, en un apartamento que hemos alquilado en Carcavelos. Finalmente, después de cuatro años de vivir como nómadas entre capitales maravillosas, vamos a poder desarrollar un hogar por más tiempo. Esa sensación agradable de estabilidad (aunque nunca vaya a ser definitiva) que ayuda a mantener un ritmo de vida más definido. Recordando el piso en Zurbano, me siento ilusionada por volver a darle forma a nuestra vida en una casa nueva. Sin duda, va a ser otra aventura estupenda con olor a mar y color de atardecer en la playa.

Recuerdos de la temporada viviendo en Asia (viaje en barco al Parque Nacional de Komodo), Peny visitándonos en nuestro nidito de Madrid, o los fines de semana con Mega en el campo que me ha visto crecer. Ese conjunto mágico de recuerdos, sensaciones, seres queridos, es lo que me arrastra hasta un mar de emociones que se hacen poderosas en fechas como hoy.

Hace poco defendía su tesis la ya DOCTORA Fátima Nadia Ajjan Godoy. The greatest sin ninguna duda. Ha sido un gran éxito para todos los que la queremos profundamente el que por fin haya conseguido terminar este gran trabajo, que la ha mantenido lejos de sus seres queridos en un lugar en el que no es fácil vivir. No obstante, ella puede con todo lo que le echen encima y más. Siempre ha sido una gran luchadora y cualquier cosa que se pone por delante acaba consiguiéndola gracias a su persistencia, energía, y sobre todo esfuerzo que pone a su trabajo. Un buen científico ha de ser constante y resilente, dejando a un lado las derrotas que aparecen en el camino, que en la mayoría de los casos representan el 90% de las situaciones. Ella es una hermana para mi, esa que nunca he llegado a tener, y tengo muchas ganas de volver a poder compartir mi tiempo con ella. Ya por octubre de 2016 pudimos compartir algunos días juntas tras mi visita a Suecia: la primera vez en Estocolmo y Uppsala. Ahora, nos queda un verano emocionante por delante con dos citas bastante interesantes: un festival en Bélgica (Rock Werchter 2017) y la playa en Portugal. Estoy contando los días para este otro reencuentro con otra de las personas de mi vida.

Este verano pinta cargado de otras visitas. Por ejemplo, mis padres repiten estancia y en julio vuelven a la carga. Conocerán la costa que va desde Algés hasta Cascais. Si podemos, haremos escapada a Sintra, que ya son muchos años sin regresar. ¡También tendremos que visitar la maravillosa playa de Guincho!

Abril y mayo han sido dos meses muy intensos, desde el 26 de marzo no me sentaba a escribir.

El primer fin de semana de abril sirvió para hacer una escapada a Girona para celebrar el 30 cumpleaños de uno de nuestros mejores amigos, “el Shoti”. Era la fecha señalada para volver a encontrarme con Chabi después de su gran viaje de 5 meses por Oceanía y Asia. Fue un fin de semana lleno de reencuentros, celebración, abrazos, y buena compañía. Como siempre pasa, cuando uno disfruta del momento éste se acaba pronto. Tocaba volver a Lisboa y empezar la etapa en la que Chabi iba a trabajar otra vez en Viena durante casi dos meses para organizar el Vienna Energy Forum 2017. Este evento bienal es gestionado por el departamento de Energías Renovables y Eficiencia Energética (UNIDO), en el que estuvo trabajando desde enero de 2015 hasta septiembre de 2016.

La Semana Santa vendría a la semana siguiente, en la que además pensaba retomar las “aulas de navegação” tras el fatídico accidente. No pudo ser, pues el tiempo no acompañaba, pero al menos ese sábado 8 de abril pude reunirme con mis padres en el Algarve para disfrutar de una semana entera de vacaciones en la playa. Dormir mucho, comer bien, hacer deporte, dar paseos, ir de compras, etc. Un plan bastante laxo para el ritmo diario que tengo en el laboratorio, exactamente lo que necesitaba: un descanso.

El sábado 22 de abril participé con gente del laboratorio y de otros centros de investigación de la capital lusa en la “Marcha por la Ciencia” que se celebraba a nivel internacional, simultáneamente, en muchas ciudades diferentes. La verdad es que resultó ser un éxito, porque al final nos juntamos bastantes personas y el recorrido se dió muy bien. Fue una manifestación muy tranquila que incluso estuvo acompañada por una pequeña e improvisada batucada con la que además estuve tocando el tamborim. ¡Quién me lo iba a decir a mí! Como en Madrid: caminando a ritmo de samba, para exigir un cambio en nuestra manera de entender la investigación científica, pero en el país vecino 🙂

El último fin de semana del mes de las lluvias hice una escapada especial a Madrid para poder asistir a la boda de Tonino y Ainoha, donde pude reencontrarme también con muchos amigos del grupo de Samba Da Rua. La celebración fue espectacular, de esas de las que no quieres irte y literalmente te echan del sitio. Una vez más, es un placer festejar el amor entre dos personas rodeada de tantos amigos diferentes.

También en el mes de abril empecé con mi primera contribución “escrita” para AR Magazine, la revista de la Fundación Champalimaud que permite a cualquiera de sus investigadores participar. En mi caso, tras el gran éxito del primer AR in a Bar, me centré en resumir lo que había sido este encuentro social y científico en una brewery local. Ojalá pueda sacar más tiempo para, de vez en cuando, explorar mi lado comunicativo y tratar de mejorar mis habilidades narrativas en inglés. Al menos con la ayuda de los editores puedo trabajar en ello, poco a poco iremos probando.

Mayo llegó para empezar a ir a la playa con los compañeros del laboratorio. Algún que otro fin de semana he venido a trabajar al laboratorio porque los experimentos así lo exigían, pero dicen que “sarna con gusto no pica”, y desde luego que es un lujo el poder combinar mar con trabajo.

En el fin de semana pasado regresé por fin a las clases de vela y me dí cuenta de lo que es tener un trauma. Realmente el 11 de marzo de 2017 ha cambiado mi percepción sobre la vela y, aunque mi cabeza quiera controlar de manera racional esta práctica deportiva, pude vivir en primera persona lo que es sentirse invadido por una sensación incontrolable de miedo. Hoy en día me siento agobiada en el 420 (embarcación con la que practicamos). Por suerte, el sábado 20 de mayo no hubo mucho viento y fue un día soleado. Aun así, cada vez que la embarcación tomaba más inclinación y velocidad mi corazón empezaba a latir más fuerte y empezaba a sentir una especie de pánico difícil de anular. Me he dado cuenta de lo fuerte que es el subconsciente que, como bien dice mi padre, nos permite estar alerta ante situaciones que han supuesto un riesgo para nosotros. Por ello, creo que voy a tener que tomármelo con el ritmo que hasta ahora he llevado e ir poco a poco, paulatinamente, volviendo a navegar. No quiero perder esta pasión por el mar, los barcos, la vela; pero tampoco me sirve de nada tener la sensación de querer superar rápidamente lo que parece que me va a llevar más tiempo. Veremos si realmente la solución pasa por vencer esos miedos, volcar otra vez, y conseguir salir de esa burbuja que ha aparecido en mi vida.

Para acabar esta entrada, quisiera destacar que lo más importante para mí ahora mismo es estar junto a Chabi y seguir disfrutando del trabajo. Aunque los experimentos no funcionen como yo quisiera, y todavía haya muchas cosas que establecer, ya por fin nos mudamos al open lab para tener nuestro propio espacio de trabajo y las instalaciones más accesibles, permitiéndonos organizar mucho mejor nuestro trabajo sin necesidad de andar el día de un sitio a otro.

Tambien quisiera compartir con vosotros que hace poco Chabi estuvo muy cerca de conseguir trabajo en el Champalimaud Centre for the Unknown. En abril se abrieron unas plazas para “lab manager” que le interesaban mucho y cuadraban con su perfil. Tras solicitar una de ellas, pasar la primera ronda de selección, y la segunda ronda de entrevistas con los compañeros y jefes, al final el plan no pudo funcionar por cuestiones de tiempo. Necesitaban gente para mayo y él hasta hoy no acababa el contrato en UNIDO. Esperemos que el futuro ofrezca otra oportunidad para acabar formando parte del maravilloso equipo de Champalimaud Research, aunque de momento la vida nos sonríe y el siempre maravilloso verano está delante de nosotros. Espero no tardar tanto tiempo en escribir, aunque siempre me proponga lo mismo…

Mariposa “super excited” 😀

Anuncios

Autor: wailabel

Un rincón muy personal para compartirme con todos los que tengo lejos... Aquí podréis conocer más de mis aventuras, pensamientos y emociones. Podré dejar mi huella emocional a lo largo del tiempo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s